¿Cómo escoger tu primera bicicleta?

Updated: May 24, 2021

¡Felicidades ! Has decidido comprar una bicicleta. Aquí te ayudaremos a elegir la que más se adecue a tu estilo.


Estás por iniciar una gran aventura que, además, es buena para tu salud. Adquirir tu primera bicicleta es un gran paso y conforme veas opciones te darás cuenta que hay una gran variedad, pero no dejes que eso te abrume. Aquí te explicamos todo lo que necesitas considerar.


Para empezar…


Un buen punto de partida es tener claro para que quieres usar tu nueva bicicleta. Algunas preguntas que te pueden ayudar son:

  • ¿Planeas usarla para ir a tu trabajo, hacer paseos de fin de semana y/o salidas más largas en carretera o veredas?

  • ¿Cómo son las calles por las que pasas comúnmente?

  • ¿Tienes la habilidad para maniobrar con destreza y evitar baches u obstáculos?

  • ¿Prefieres ir más cómodo o más rápido?

Plantearte esto facilitará tu elección y hará que tu compra sea la ideal para tus rodadas.

Mientras reflexionas sobre esto veamos cuál es la talla de cuadro que te corresponde de acuerdo a tu altura. ¡OJO! Esto no es lo mismo que el tipo de rodada (tamaño de la rueda) o el tipo de bicicleta (de montaña, urbana, ruta, etc.). Esto lo veremos un poco más adelante.


Independientemente de la bici que termines comprando, SIEMPRE asegúrate que sea de tu talla. Esto hará mucho más cómodo y placentero tu recorrido, y evitará que te lesiones.


Veamos ahora cuáles son los tipos de bicicleta, con sus pros y contras, más comunes en el mercado.


Urbana

El principal atractivo de esta bici es la geometría de su cuadro, que la hace muy cómoda. Puedes ir sentado con la espalda y los brazos en una posición relajada sin esforzarte demasiado. Suelen ser más pesadas comparación de otras bicicletas (entre 16 y 23 kgs) por lo que será agotador sostener velocidades por arriba de los 25 km/h. El grueso de sus llantas te permitirá lidiar con buena parte de las irregularidades que encuentres en el camino, sólo no tientes demasiado tu suerte con los baches.


Buena opción si…

  • Recorres menos de 15-20 kms

  • Prefieres comodidad sobre velocidad

  • Quieres evitar llegar sudando al trabajo.

Mala opción si…

  • Tu recorrido tiene muchas subidas. Esa posición que es tan cómoda en camino plano la vas a odiar en pendientes prolongadas.

  • Necesitas subirla constantemente más de dos pisos.


Single-Speed


¿Buscas velocidad y no te importa sacrificar algo de comodidad a cambio? La bici de una sola velocidad o single-speed es la indicada. Como su nombre lo indica, no cuenta con cambios de velocidades. Al requerir menos piezas para su funcionamiento también disminuyen su precio, el gasto de mantenimiento y su peso, que en promedio está entre los 10 y 12 kilos. Podrás alcanzar sin problema velocidades arriba de 25 km/h en terrenos planos gracias a su peso reducido y a la delgadez de sus llantas. Sin embargo esto las hace más inestables en superficies irregulares y que su integridad sea más vulnerable al momento de caer en baches, por no decir que puedes perder más fácilmente el control de la bici y sufrir una caída. Además, al no contar con cambios de velocidades, los caminos empinados pueden presentar un esfuerzo considerablemente mayor al momento de pedalear.


Buena opción sí…

  • Quieres ahorrarte costos de mantenimiento.

  • Vas a moverte principalmente por caminos planos

  • Buscas más velocidad en tus recorridos.

Mala opción sí…

  • Vas a pasar constantemente por subidas empinadas.

  • Hay demasiados baches por donde pasarás y aún no tienes suficiente confianza y destreza para ir evadiendo estos obstáculos.

Si eliges una ‘fixie’, tendrás que ser muy cuidadoso al inicio con el freno contra pedal ya que requieren un mayor tiempo y distancia para detenerte por completo.


Ruta


La geometría del cuadro y las llantas delgadas de la bici de ruta te permitirán tener mayor velocidad a cambio de sacrificar algo de comodidad en el camino, casi igual que una bici de una velocidad; la principal diferencia es que contarás con varios cambios de velocidades, los cuales dependerán del número de piñones y platos que tenga la bici. Debido a estos componentes extra, son ligeramente más pesadas que las bicis de una sola velocidad.


Buena opción sí…

  • Buscas más velocidad en tus recorridos. Podrás lograr desde 25 km/h para arriba sin mucho esfuerzo.

  • Tus rutas involucran tanto subidas como tramos planos. Los cambios de velocidades te permitirán desplazarte eficientemente en ambas.

Mala opción sí…

  • Hay demasiados baches por donde pasarás y aún no tienes suficiente confianza y destreza para ir evadiendo estos obstáculos.

  • Tu presupuesto es limitado. Aún aquellas de gama baja suelen tener un precio superior en comparación a otros tipos de bici, iniciando a partir de los 5-6 mil pesos.


Montaña


Originalmente diseñada para terrenos accidentados con piedras, grava suelta y tierra, la bici de montaña también es muy práctica para moverse por el asfalto, pues desafortunadamente estas características, como bien sabemos, son constantes en muchas de las calles de México.


La bici de montaña te permitirá ir relativamente cómodo sobre caminos irregulares y terracería, aún si caes en algún bache moderado; esto gracias a la suspensión frontal con la que cuenta y a sus llantas considerablemente más gruesas, que además tienen ‘dibujo’, lo que te dará mayor tracción en el camino. Como podrás imaginar las piezas que permiten esto añaden peso, y costo, a la bicicleta, situándose en un rango de costos por encima de una bici de una sola velocidad pero abajo de una de ruta.


Buena opción sí...

  • Ruedas por calles o caminos accidentados. Con excepción de una coladera abierta o un bache extremadamente profundo no tendrás que preocuparte mucho por dañar tu bici o por una caída.

  • Hay subidas muy empinadas en tu camino. Las bicis de montaña suelen tener un rango de velocidades que te permiten enfrentar grandes inclinaciones aún si no tienes mucha condición física.

Mala opción sí…

  • Buscas velocidad ó harás recorridos de más de dos horas en caminos pavimentados. El peso de la bici y el diseño de su llanta presentan mayor resistencia en comparación a una single-speed o de ruta.

  • Tienes que cargarla constantemente para guardarla. Su peso promedio suele estar en los 16 kgs.

Las opciones que te acabamos de presentar no son las únicas pero sí las que comúnmente encontrarás disponibles en el mercado a un precio accesible, especialmente si se trata de tu primera bici.


Recuerda, no se trata de comprar la bicicleta ‘correcta’ sino la que se adapte mejor a tu necesidad y a tu gusto. Al final sólo tú sabes que es lo que mejor te conviene.

gif

¿Sientes que es demasiada información? Descuida.


Cuando vayas a ver opciones, pregúntale al vendedor cualquier duda que tengas en el momento y pide probar la bici que te interesa, para que experimentes y veas lo que puedes esperar de ella una vez rodando fuera.


Al final, se trata de que escojas una bicicleta que a ti te guste y te haga feliz. (Y, aunque ya lo hayamos repetido hasta el cansancio, que sea de tu talla).

0 views0 comments